Diario de voluntariado (4): Voluntariado y educación no formal en Baia Mare


por Miguel Moreno


Es ya el cuarto mes desde mi llegada a Baia Mare, y las impresiones no pueden ser mejores. Además de las actividades en las aulas de AIST -nuestra host organization- hemos ampliado el número de escuelas con las que colaboramos en la ciudad, y hemos empezado a visitar regularmente escuelas en pueblos de los alrededores de Baia Mare. Además de las clases de conversación en inglés, que es a lo que dedicamos más tiempo, hemos preparado varias actividades de educación no-formal centradas en varios temas, entre los que destacan dos proyectos de una semana cada uno, uno dedicado a la sensibilización contra el acoso escolar y otro al racismo y la xenofobia.

La recepción por parte de los alumnos ha sido positiva, y muchos de los profesores habituales en las escuelas que hemos visitado nos explican que la actitud de los niños y jóvenes es muy distinta cuando los voluntarios llegamos a los centros escolares. A pesar de que en algunos casos la barrera del idioma puede ser un problema (que normalmente tiene solución gracias a la presencia de los voluntarios rumanos que nos acompañan), la mayoría del alumnado se muestra muy interesado por el simple hecho de que grupos de voluntarios de distintos países entren en el aula y traten temas como estos a través de actividades tan distintas a las clases habituales. Además, siendo ya diciembre, hemos ayudado a Moș Crăciun (el Papá Noel rumano) a repartir regalos de Navidad en varias escuelas de la región.

A nivel organizativo, hemos empezado a planificar nuestros proyectos personales con los coordinadores de AIST. Nuestra organización nos pide preparar un proyecto personal como parte del programa general, que básicamente consiste en llevar a cabo un proyecto de servicio a la comunidad, pero teniendo libertad para escoger el ámbito y su aplicación de acuerdo a nuestros intereses personales, siempre y cuando se adapten a los objetivos generales del proyecto general. Por ejemplo, hay voluntarios que organizarán talleres de música, teatro, deporte, idiomas o nutrición. En mi caso, y teniendo en cuenta que tengo experiencia previa como profesor de español como lengua extranjera, he decidido hacer clases de español para aquellos estudiantes que necesiten clases de iniciación o de refuerzo.

Del mismo modo que en septiembre fuimos a Bucarest para asistir a nuestro On Arrival Trainig, a finales de enero viajaremos a Brașov, donde tendrá lugar el Mid Term Trainig. Se tratará de una evaluación de nuestro progreso hasta el momento, donde podremos exponer nuestras experiencias y conocer las de los voluntarios que conocimos a nuestra llegada y que se encuentran repartidos por todo el país.